Nueva fundación en Paraguay

“Llamó a los que Él quiso”

He aquí el íntimo misterio de toda alma llamada: “Dios llama a quién Él quiere” y nadie es digno de tan sublime llamado.
Jesús atrae hacia sí a muchas almas con las palabras del Evangelio: “ve, vende todo lo que tienes, dáselo a los pobres, luego ven, y sígueme”. El Papa San Juan Pablo II afirmaba que el “sígueme de Cristo se hace sentir la mayoría de las veces ya en la época de la juventud, y, a veces, se advierte incluso en la niñez”
Por gracia de Dios, el día viernes 28 de Abril, se dio comienzo a una nueva casa de formación de las SSVM en Paraguay, el Aspirantado, que lleva como patrona a “Jacinta Marto”, una de los pastorcitos a quien la Virgen María elige para manifestársele y hacerle comprender la necesidad de la oración y el sacrificio por la salvación de las almas.
El Aspirantado es una casa de formación para niñas, adolescentes y jóvenes que descubren el llamado de Dios a consagrarse a Él de un modo más especial, a seguirlo más de cerca, entregando su niñez y juventud a Cristo como a su futuro Esposo.
Para tal motivo recibimos inesperadas visitas: la Madre Harissa (superiora provincial de la provincia “Ntra. Señora de los Bs As.”), el Padre Fernando Vicchi (superior provincial del IVE, en Argentina), y la comunidad de hermanas de Brasil que misionan en Mato Grosso do sul y a un sacerdote del IVE, que las acompañaban.
La apertura comenzó con la Santa Misa, en donde dos hermanas renovaron su profesión de votos simples. Luego el P. Fernando Vicchi predicó sobre la vocación religiosa, refiriéndose principalmente a la importancia del aspirantado.
Luego de la Santa Misa nos dirigimos a continuar con los festejos en el Aspirantado, donde con mucha esfuerzo y alegría nos esperaban las aspirantes con un tradicional “fogón” que ellas mismas organizaron.
Cabe destacar la alegría y generosidad de los familiares de las aspirantes, que generosamente y con una gran mirada sobrenatural, entregaron sus hijas a Dios.
Damos gracias a Dios principalmente por tan enorme gracia de poder comenzar con esta casa de formación para estas hermosas almas elegidas por Él. De manera especial agradecemos a las personas que hicieron posible la apertura de esta casa, tanto a nuestras superioras, como a las personas que ayudaron materialmente, con sus trabajos y esfuerzos para dar inicio a esta fundación. Esto nos da a entender, como decía Santo Tomás de Aquino “cómo Dios ama de modo especial a aquellos que se entregan a su servicio desde la primera juventud”.
Es una enorme gracia para toda la Iglesia que almas tan grandes de espíritu, pero pequeñas en edad, quieran dejar todo lo que poseían para seguir a la llamada personal de Jesús: “ven, y sígueme”.
Jesús tiene claras y profundas intuiciones, en la elección de las almas, tiene toques admirables para atraerlas hacia sí, para entusiasmarlas con las cosas del cielo para apartarlas de las ataduras de los amores terrenales.
Encomendamos a sus oraciones a las aspirantes y a las niñas que están pidiendo ingresar, por su perseverancia en la vocación que Dios les muestra, siguiendo las palabras del Papa Francisco “Es necesario jugarse la juventud por grandes ideales”.
En Cristo y María
Servidoras de Señor y de la Virgen de Matará, misioneras en las tierras rojas del Paraguay

2 thoughts on “Nueva fundación en Paraguay”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *