“¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho?” (Sal. 115)

Queridos todos:

Sólo Dios, en su Divina Providencia, nos eligió el mejor día para ser fundadas. Él nos dejó como patrono al gran protector de la Vírgenes, nuestro querido San José, a quien con tanto fervor y confianza acudimos en todas nuestras necesidades. Es así que con enorme alegría festejamos a nuestro querido protector San José, agradeciendo a Dios por estos 30 años de vida que concedió a nuestro querido Instituto.

El 18 por la noche pudimos rezar los maitines solemnes junto con la comunidad del Aspirantado Santa Jacinta Marto y los Padres del IVE misioneros en Paraguay. Donde el P. Daniel García nos predicó sobre la importancia de una Espiritualidad seria, teniendo a San José como modelo de la vida interior de todo consagrado.

Luego, el lunes 19 junto a los miembros de la Tercera Orden y amigos pudimos celebrar la solemnidad de San José en la parroquia, dando término a la treintena que se venía rezando pidiendo por las vocaciones. Luego se realizó un pequeño festejo con toda la Familia Religiosa, donde pudimos mostrar el video que se hizo para nuestros 30 años. Todo se vivió en un clima de gran alegría y familiaridad.

Damos gracias  Dios por todos los beneficios y gracias recibidas durante estos 30 años de fundación, ante los cuales no queda nada más que decir :“¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho?”…

Nos encomendamos a sus oraciones….y por muchos años más!!!

En el Verbo Encarnado su Madre Santísima

Hermanas de la Comunidad “Nuestra Señora de Caacupé”, misioneras en las tierras rojas del Paraguay.